TECKEL: TRADICIÓN CON PERSONALIDAD

foto-entrada

Por Isabel López @culturamuychic

Hace unos días conocimos un restaurante situado en una de las mejores zonas de Madrid. El restaurante en cuestión es Teckel y se encuentra en la calle Concha Espina, 55.

El local es pequeño y ofrece una decoración que, si bien podríamos decir que está muy en la línea de lo que vienen siendo los llamados “locales de moda”, dista de éstos en el toque clásico que le confieren un mobiliario y algún que otro objeto decorativo de estilo colonial. Por otro lado, las lámparas de estilo industrial aportan el punto moderno al establecimiento.

PicMonkey Collage2

Curiosa es también la fachada principal, que recuerda a las antiguas barberías londinenses, con molduras de madera pintada a rayas azules y blancas. Posee grandes ventanales en la entrada que aportan luz a un pequeño pero muy acogedor espacio.

La comida, además de llevar una cuidada presentación, tiene ese sabor a la cocina tradicional, la cocina de nuestras abuelas. Probamos unos “rollitos de otoño” que sabían al cocido casero, ese que en mi casa es tradición comer los domingos. Cesar Galán, el chef encargado de la carta del restaurante, ofrece un producto de toda la vida, tradicional pero con una presentación muy suya, muy de ahora.

PicMonkey Collage 1

Todo cuanto tomamos estaba delicioso, pero hubo dos platos en especial que te recomendamos no dejes de probar si te acercas a Teckel: La Hamburguesa El Capricho y la Fondue de queso. La carne de la hamburguesa es jugosa y sabrosa al paladar. La mezcla de los ingredientes de la fondue, confiere al plato un delicado y gustoso sabor.

Nuestro menú al completo fue el siguiente: Rollitos de Otoño; Fondue de queso, patatas, setas, cebolla crujiente y puntillo de huevo; Croquetas de gamba roja al curry; Croquetas de sobrasada y piña; Cuarto y mitad de lomo de atún marinado con guacamole y chile habanero; Hamburguesa El Capricho y Tiramisú (riquísimo, de hecho, ni foto me dio tiempo a hacer antes de que metieran el tenedor…).

mueble

Teckel es un restaurante que recomiendo para ir en pareja, en familia o con amigos. Por el tipo de comida y la decoración, es un local en el que se sentirán a gusto personas de todas las edades. Comida rica, sin pretensiones, en un ambiente que te hace sentir cómodo. El precio medio por persona ronda los 30 euros.

Es ideal para las noches de verano ya que Teckel posee una terraza, para unos 80 comensales, en plena calle de Concha Espina.

terraza

Un dato curioso es que este restaurante admite perros. De hecho, el local dispone de un lugar reservado, tanto en el interior como en la terraza, donde miembros del establecimiento se hacen cargo del animal. ¿Será el amor hacia los perros lo que ha inspirado el nombre del restaurante?  Dachshund es el nombre de una raza canina, también llamada teckel, dackel o perro salchicha.

Restaurante Teckel. Calle Concha Espina, 55. Horario: de lunes a miércoles de 13:00 a 0:00 horas; de jueves a sábados de 13:00 a 2:00 horas y domingos de 13:00 a 0:00 horas.  Tel. 91 599 64 00.
 

No hay comentarios

Agregar comentario