TANTA:  PERUANO LOW COST DE GASTÓN ACURIO

 

Los privilegiados que hemos tenido el gusto de probar la cocina de Astrid y Gastón celebramos este low cost de aire alegre y familiar creado por Gastón Acurio.

Los privilegiados que hemos tenido el gusto de probar la cocina de Astrid y Gastón celebramos este low cost de aire alegre y familiar creado por Gastón Acurio.

Por Patricia Peyró @madridmuychic

Desde que los madrileños conocimos la cocina peruana no pudimos sino enamorarnos de ella.  La cocina peruana llegó a Madrid (o se popularizó) hace menos de diez años, y desde entonces no ha parado de ganar adeptos, de evolucionar -como cuando se convierte en chifa - y de "revolucionar" con su mezcla compleja de sabores con ingredientes imposibles de encontrar.

Con la comida peruana me pasa como con la japonesa: simplemente soy adicta, y la he incorporado a mi vida.  Por eso necesito ir de vez en cuando a un peruano, y en Tanta he encontrado la solución a mis problemas de "mono", al estar cerca de casa y encima con un precio razonable.

Me ha encantado el carácter de Tanta:  se ve que es un restaurante de repetición y al que se va a comer bien y a pasar un buen rato. ¡Cuántas veces me lo habían recomendado, y con razón!  Tiene una decoración cálida y agradable, que a mí me resulta acogedora para una comida en familia o entre amigos.  De hecho, se veía público de todas las edades, lo cual es un indicador de que gustará a todos.

Vayamos al grano! Pisco si o sí. Tienen el normal y el doble.  El doble para mí tiene la medida perfecta:  te tomas uno y es suficiente.  Los piscos suben que no veas!

Vayamos al grano! Pisco si o sí. Tienen el normal y el doble. El doble para mí tiene la medida perfecta: te tomas uno y es suficiente. Los piscos suben que no veas!

La carta está estructurada en dos partes.  La primera es la Cebichería, que consta de cebiches (pescados crudos y aderezados), tiraditos, causas, makis...  Platos más ligeros, frescos e informales.  Esta parte sin duda ha sido mi favorita.

Los cebiches de Tanta son una cosa muy seria. Esta es la degustación:  clásico, picante, nikkey y caliente a la piedra.

Los cebiches de Tanta son una cosa muy seria. Esta es la degustación: clásico, picante, nikkey y caliente a la piedra.

Insistiendo con el cebiche que es una cosa muy seria.

Insistiendo con el cebiche que generará adicción.

Las causas también son mi perdición:  una especie de puré de patata frío y especiado, con cosas encima.  Las de Tanta tienen el tamaño ideal.

Las causas también son mi perdición: una especie de puré de patata frío y especiado, con cosas encima. Las de Tanta tienen el tamaño ideal.

Otra segunda parte llega con los platos más contundentes: primeros, segundos y para compartir.  Ahí ya encontramos los deliciosos "guisotes" peruanos como el ají de gallina, el pato norteño, el seco de cordero, los anticuchos...

Tras mi paso por allí ya sé perfectamente lo que voy a pedir la próxima vez: los platos de la cebichería.  ¡Qué delicia!  Íbamos con tantas ganas de peruano que pedimos demasiado, por que los segundos son muy contundentes y llenan mucho.  Hay que tenerlo en cuenta a la hora de pedir, también para que no te suba mucho la cuenta y mantener la idea de "low cost"...

Tienen tantas cosas que apetece probar algo nuevo.  Por ejemplo la "plancha marina", que viene a ser una especie de zarzuela.  Muy rica pero es un plato contundente!

Tienen tantas cosas que apetece probar algo nuevo. Por ejemplo la "plancha marina", que viene a ser una especie de zarzuela. Muy rica pero es un plato contundente!  El ají de gallina es un clásico que hay que probar también.

Durante el mes de noviembre celebran el mes de la cocina chifa, que dejará ver la influencia histórica de la comida china en la gastronomía peruana:   una ocasión de oro para volver a ir.  ¿Quién se apunta?

TANTA

Plaza del Perú

Tfno.  91 350 26 26

¿Quieres que visitemos tu local y darte a conocer?  Contacta con [email protected]

Sharing is sexy

 

1 Respuesta

  1. Imagen de perfil de Patricia Peyró Ana

    Qué vicio la comida peruana….

Agregar comentario