SOY KITCHEN:  ELABORADA COMIDA ASIÁTICA EN UN BARETO

Fachada de Soy Kitche

¿Puede un "bareto" cutre y de barrio albergar en su interior un restaurante de fina cocina asiática?  La respuesta es sí:  hablamos de Soy Kitchen.

Por Patricia Peyró @madridmuychic

Desde hace meses suena "Soy Kitchen" entre los aficionados a la gastronomía, ya sean en su modalidad amateur o en la de gastrohunters de prestigio, de esos que escriben en periódicos importantes.  El mensaje es siempre el mismo: "Hay un tío coreano (¿o chino?), un tal Julio, que tiene un  restaurante en la Plaza de los Mostenses, y prepara cocina asiática de vicio, y además súper barato."

La siguiente frase pasa por explicar los condicionantes y particularidades de este restaurante, que no son pocos, puesto que hablamos de un local con todos los complementos del cutre-bar español de máquinas tragaperras que no se moderniza y que típicamente está regentado sin pena ni gloria por un matrimonio que sale adelante en la modalidad de auto-empleo, ofreciendo churros por la mañana, magdalenas envueltas por la tarde, y raciones de magro con tomate por la noche dentro de una vitrina a la que dan ganas de echar una moneda.

Lo cierto es que en Soy Kitchen se come francamente bien.  La consigna es que no tiene carta, sino que te va sacando él varios platos, que puedes completar al final eligiendo entre lo que tenga ese día.  En nuestro caso nos ofrecía carrillera, rape o bogavante, y nos decantamos con acierto por el plato de pescado, evitando la odisea que podría suponer comer un bogavante similar al que tenían en la mesa de al lado.

Entrantes en Soy Kitchen

Navajas y tartar de atún. Sabores refrescantes. Empezamos con el cacahuete y el cilantro. Muy thai!

Finger food en Soy Kitchen. Ñam!

El pato, lo mejor de la cocina asiática! También nos pusieron vieiras y una especie de panuchos con carne.

Otro clásico:  los nuddles!  Muy contundentes, ya que los mezclan con steak tartar.  Rico-rico, aunque yo me salto la parte de la carne cruda.

Otro clásico: los nuddles.  Muy contundentes, ya que los mezclan con steak tartar. Rico-rico, aunque yo me salto la parte de la carne cruda.

Sin ser cocina mediterránea, también es muy sana

Tofu, verduras al wok con pescado... 100% dieta asiática y exquisita

Soy kitchen deco. 100% minimal

La decoración no tiene desperdicio:  este es el comedor, que tiene 5 ó 6 mesas y está en la parte de arriba.  Está, eso sí, amenizado por un estupendo equipo de música con grandes hits de Celine Dion et al.  ¿Será para proteger la intimidad de las conversaciones de los clientes dada la proximidad de las mesas?   Abajo está el bar, que tiene por banda sonora el sonido de las tragaperras

El precio del restaurante ha evolucionado, eso sí, en paralelo con el precio de su fama.  Ésos 25-30 euros que se prometían inicialmente han pasado a convertirse en 45-60 eurazos, según lo que se pida.  Nuestra cena para dos costó 90 euros, cenando con cervezas (5 en total)  ¿Caro? ¿Barato?  Para mí, caro: se pone prácticamente en precio de cena de postín en un local de nueva generación, moderno y agradable, donde también te van a dar de comer muy bien.  Y si se trata de fina o rica comida asiática económica, bien se puede recurrir a Chifa, a Vietnam o a Krachai, donde estarás bien servido por 35 euros máximo.

SOY KITCHEN

Plaza de los Mostenses, 4

915 48 88 79

¿Quieres que visitemos tu local y darte a conocer? Contacta en [email protected]

sharing-shr

 

No hay comentarios

Agregar comentario