SANDÓ BY ARZAK INSTRUCTIONS: EL PRÊT À PORTER DE ARZAK

Sandó by Arzak Instructions  +34 915 47 99 11

Calle Isabel la Católica 2-4 <m> Santo Domingo 

Madrid, Madrid provincia, España

'está OK'

Tengo la teoría personal de que cuando un restaurante hace grandes esfuerzos en marketing y comunicación, salvo que se sea una cadena que, por política, incurre en grandes gastos de publicidad, es que no acaba de funcionar. Tales eran mis prejuicios antes de ir a Sandó, tras haberlo visto anunciado en numerosas ocasiones en prensa escrita. Así, he visto recientemente confirmadas mis sospechas, al menos en lo que concierne al horario de comidas, al visitar un precioso, funcional, moderno y casi vacío restaurante ubicado en la Plaza de Santo Domingo, e integrado dentro del Hotel Mercure. En cualquier caso había que ir a conocer el “low cost” de Arzak, que de low cost “rien de rien”, pero sí podríamos dejarlo en un “prêt a porter” bien –esto es: caro-, como lo han dado en llamar en algún otro medio escrito. Antes de entrar al restaurante, en un bar con vistas a la calle, es donde se encuentra el low cost, que tienen pintxos vascos del estilo Gildas, tosta de anchoas, txangurro al horno, etc, en platos que rondan entre los tres y los siete euros, y que tiene asimismo una carta de cocktails. Sin duda un concepto muy parecido al que han optado otros restauradores como Roncero con su excelente “Estado puro” o en su día hiciera Dani Martín con su “Moraga” (que ya no es suya). Volviendo al restaurante bueno y caro, by Arzak directions: Comida española muy vasca con piparras y pescado en muchos de sus platos (todo rico, con excelente presentación, y con su puntito creativo, como no podía esperarse menos). Un servicio excelente también. De entrante nos pusieron un boquerón con fresa y una especie de crispis, y un crujiente de plátano macho con setas. Curioso. Pedimos los raviolis de foie, melón y vinagreta de espinacas, que nos gustaron mucho, y de segundo el chipirón que nos recomendaron, que estaba bueno, y una cocochas fuera de carta, que se llevaron el diez de la comida. El chocolate fluido con maíz, que debes encargar con un poco de tiempo, nos generó altas expectativas con su correspondiente decepción, que podíamos habernos ahorrado tomando el café solo, acompañado de unos chocolates con unas tartitas de queso en miniatura, que estaban superiores. En cualquier caso, y sabiendo que es un buen restaurante en el que se puede ir a hacer ceremonia, sin ser cocina de estrella michelín, y sin demasiada ambientación, es un sitio bueno y muy apropiado para ir a hacer una comida de negocios tranquila o para mantener algún tipo de encuentro discreto en el que no se desee mucha exhibición.

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario