SÁBANAS DE LINO Y OTROS TRUCOS PARA DORMIR FRESQUITO

@madridmuychic

¿Sigues asado y harto de calor? ¡El verano es lo que tiene! Con la vuelta a Madrid y sin la brisa marina, en septiembre nos esperan todavía algunas jornadas de calor que se harán más intensas en que conoce como “veranillo de San Miguel”.


¿Cómo mantenerte fresco el tiempo suficiente para quedarte dormido y disfrutar de un sueño reparador incluso con altas temperaturas? No dejes que tu sueño de una noche de verano se convierta en pesadilla y sigue estos consejos:

  1. Mantén las cortinas cerradas

Si durante el día la luz solar incide directamente en la habitación, asegúrate de mantener las ventanas y cortinas cerradas. De noche, ábrelo todo para que circule el aire.

  1. Refréscate antes de ir a la cama

Toma una ducha con agua tibia antes de ir a la cama. No te duches con agua fría, pues más que refrescarte te hará sudar. Si no te apetece una ducha templada o no tienes tiempo, pon las muñecas bajo un chorro de agua fría durante unos minutos para un efecto refrescante similar.

  1. H20: tu mejor aliado

Si sigues sintiendo que se te pega el pijama a la piel y no puedes dormir, prueba a humedecer una franela o una camiseta y cúbrete con ella. O remoja un par de calcetines finos de algodón y póntelos.

  1. Elige el colchón adecuado

La elección del colchón adecuado es crucial para poder descansar y no dañar la espalda. Huye de las gangas y de los muelles e invierte en un colchón bueno con materiales de calidad y estructurado en capas para mayor amortiguación.

Los colchones eve Sleep están cubiertos con una capa de refrigeración transpirable de látex natural

  1. Cubitos de hielo

En lugar de poner un ventilador en la habitación durante toda la noche, lo cual puede causar un resfriado o problemas de cuello, prueba a poner una bolsa con cubitos de hielo justo enfrente del ventilador durante unos minutos antes de irte a dormir para refrescar el aire de la habitación. Cuando sea la hora de dormir, acuérdate de apagar el ventilador.

  1. Apaga las fuentes de calor

Apaga todos los aparatos electrónicos como ordenadores, televisores, tablets o cargadores, ya que todos emiten calor, incluso en modo stand by.

  1. Hidrátate

Incluso si no tienes sed, tu cuerpo necesita fluidos para sobrevivir a las noches calurosas de verano. Bebe el agua necesaria antes de irte a dormir y siempre ten a mano un vaso de agua en la mesita de noche para poder rehidratarte en caso de despertarte.

  1. Evita las comidas pesadas

Los alimentos dulces, grasos y salados también tienen su impacto en una buena noche de sueño. En las horas previas a irte a la cama, opta por platos ligeros.

  1. No abuses del alcohol

El alcohol deshidrata y, aunque parezca que induce al deseo de dormir y precipita el sueño, no es un sueño de calidad ni reparador, y generalmente uno se despierta al rato sudando y con dificultad para volver a conciliar el sueño.

Nos encanta la propuesta de eve Sleep: Una colección de cama 100% de lino perfecta para sobrevivir a las calurosas noches de verano.

Diseño e inteligencia en tu alcoba

Por fin ambas cosas abrazadas en una cama… Tal vez el secreto está en usar sábanas con tejidos naturales. La última tendencia es apostar por el lino, un tejido inteligente, ultra transpirable y muy eficaz a la hora de absorber la humedad. Por esta razón es adecuado para verano, ya que disipa el calor a través de sus fibras.

Elegir sábanas de tela natural que no retengan el calor también te ayudará a dormir bien. Deja el satén, la seda o las sábanas de poliéster para temporadas más frías y en verano opta por sábanas de colores claros y creadas con tejidos naturales como el lino.

Sábanas de diseño minimalista y casual inspirado en los colores de los países escandinavos, combinando blanco, amarillo y varios tonos de gris

Contenido creado en colaboración con la marca londinense eve Sleep. Más información sobre todos sus productos, aquí.

 

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario