PUNTO MX: RESTAURANTE “IT” DESDE QUE ABRIÓ

Punto MX  +34 914 02 22 26

Calle General Pardiñas 40

<m> Núñez de Balboa 

 me encanta, uno de mis favoritos'

 

El Punto Mx es uno de esos restaurantes tocados por la suerte y que, en poco más de un año, se ha convertido en lo más de Madrid. Es, de hecho, de los sitios más codiciados para ir, hasta el punto de tener una lista de espera de varias semanas, por no decir meses, lo cual puede ser, por otra parte, un potente inhibidor para ir, salvo que seas de los que reserva con meses de antelación, lo apunta en su agenda y se despreocupa.

Aunque la idea del sitio es que puedes ir sin reserva a la parte de arriba, esto se aplicaba cuando abrieron, pero no ahora, que está asimismo lleno en la parte de arriba, y con cola de gente abajo esperando para acceder a tomar siquiera un cocktail con unas quesadillas.  A mí personalmente me ha pasado y es francamente frustrante, por lo que desaconsejo encarecidamente el ir espontáneamente y sin reserva.

Como descripción diremos que es un estupendo sitio mexicano para comer, cenar, o "alternar" entre horas tomando ricos cocktails con sabor exótico en la parte de arriba, donde se pueden degustar las típicas bebidas de allí como la de Jamaica -de México a pesar de su nombre y que tiene propiedades diuréticas y toman las chicas para adelgazar-, de tamarindo, de piña con cilantro... Y, por supuesto, clamato preparado (mi favorito, por cierto), sólo o en bloody Mary.

En esta parte de arriba también se pueden picar unos totopos con guacamole auténtico y quesadillas de huitlacoche o lo que a cada quien se le dé gana, básicamente, como dicen allá, puesto que la cocina mexicana tiene ese puntito de "cool" e informal que a todos nos encanta y que, por tanto, se puede disfrutar sentado en un sillón con una mesita baja.

El servicio es excelente y se hace notar la presencia de los dueños mexicanos  en todos los aspectos del restaurante, desde la cocina hasta la sala, en una atención cordial, amable, y también didáctica a la hora de explicar los platillos. La selección de platos es bastante representativa de la cocina mexicana y le añade elementos atractivos, como el contemplar cómo se elaboran las tortillas de maiz, en un entorno moderno, por oposición a los restaurantes mexicanos que abundan en Madrid y que están sobrecargados de elementos típicos (los cuales, por otra parte, también me gustan, ¿por qué no?, pero están más vistos).

Se puede cenar o comer estupendamente y muy bien de precio, con sensación de restaurante "over the top", por alrededor de 40 euros por persona, si bien es fácil caer en la tentación de tomar más cocktails de la cuenta, siendo en este caso fácil llegar hasta los 60 euros por persona.

Defino ahora algunos de sus "platillos" más emblemáticos:

Totopos o nachos con guacamole (o más bien guacamole con totopos): Están buenos, pero lo que más aporta es la gracia de verlos hacer allí.

Panuchos: Delicia que uno no se debe perder si quiere apreciar la autenticidad de la cochinita pibil sobre una base de mini tortilla de taco de maiz. Uno de los platos que pediré siempre que vaya.

Quesadilla de huitlacoche: En tortillas azules, queso fundido con el huitlacoche, hongo parásito del maiz de color negruzco y de apariencia feísima, pero de delicioso sabor, además de nuevo alimento de moda que ya ponen hasta en las pizzas (léase Lamucca de Prado). Al igual que el panucho, un must del local.

Taco de chorizo verde: Riquísimo. Otro de los platos para pedir siempre. Hacen allí mismo la carne.

Tuétano: Tiene una vista bastante espectacular, pero no deja de ser tuétano que a mí, personalmente, me causa cierta aprensión. Eso sí, lo sirven para ponerlo en taco, lo cual tiene su gracia y es, desde luego, uno de los platos estrellas.

Ceviche: No le encuentro nada especial, pero quizá tenga que ver con mi adicción a los restaurantes de alta cocina peruana, con los que es harto difícil competir en esta modalidad.

Taco de tinga de res: Correcto, pero nada que digas “OHHHHH”

Carabinero braseado: Está bastante rico, pero no me aporta tanto. Fusiona el picante con la piña, y el carabinero está muy jugoso. Ideal para dos.

Taco de cordero: Siendo de los platos más caros de la carta por su compleja elaboración, desde ya advierto que no merece tanto la pena.

Crêpe de cajeta: Está bien si te gusta el dulce de leche.

Postre de pie de queso: Correcto.

Cocktails y bebidas: Supremas las margaritas (tanto la normal como la de toronja, los clamatos cuando los tienen, así como los mojitos de fresa).

TIPS del restaurante:

Reservar – Reservar – Reservar.

 

No hay comentarios

Agregar comentario