NIKKEI 225: TOP ONE EN LA LISTA DE “TO DOS”

Nikkei 225  +34 913 19 03 90

Paseo de la Castellana 15 <m> Colón

Madrid, Madrid provincia, España

'me encanta, uno de mis favoritos'

Nikkey 225

 

Aquellos que se precien de ser hedonistas y amigos del placer, especialmente del placer del pescado, a la fuerza han de apuntar entre sus “to dos” una visita en buena compañía a Nikkei 225, y así disfrutar de una experiencia inolvidable de sabor y fusión japo-peruana en un entorno mágico, moderno y elegante, y con una comida a la altura de las mayores expectativas.

 

Nikkey 225 es un restaurante japo-peruano, situado ya en lo más alto de su especialidad, y que viene siendo lo más desde su apertura. Y es que, realmente, lo merece. Su ubicación es estupenda, en Fernando el Santo, justo enfrente del Bar Tomate (esto lo convierte en conveniente para tomar una copa después allí), y haciendo esquina con la Castellana. Cuenta con servicio de aparcacoches, por lo que es muy cómodo.

 

Lugar ideal para una cena romántica, perfecto para una reunión de trabajo en la que se quiera agasajar a los clientes, y más que apropiada para una reunión de amigos o celebración familiar íntima: en suma, para cualquier ocasión que cumpla el requisito de ser especial o pretenderlo.

 

Tiene un comedor abierto a un ventanal enorme, que luce mucho desde fuera, y que da a Fernando el Santo, y con otro dentro, que parece que tiene un carácter más privado y algo más elegante también. Personalmente opino que este último sería un espacio perfecto para una celebración más privada de grupo o alguna cena o comida de empresa.

 

Máxima ambientación y, sorprendentemente, buena afluencia de gente joven (defino yo en este caso por joven a menores de 40 años), y fundamentalmente parejas atractivas con apariencia de poder pagar una cena así sin padecer estrés.

Recomiendo probar cosas que fusionen un poco, como puedan ser los dumplings de pollo (con un relleno un poco tipo ají de gallina), o los guncan de camaroncitos fritos o incluso el nigiri de molleja. Los clásicos (o básicos) de toro y pez mantequilla son, se entiende también, un auténtico primor.

Nikkey 225

Ensalada de algas? Oh, yes!

Nikkey 225

Nigiris de toro y huevito de codorniz y de molleja. Excelentes!

NIkkey 225

Dumplings de pollo. This is heaven!

Resulta especialmente agradable la opción de cenar o comer en la barra, en amplios y cómodos sillones, en mi opinión mejor que en la mesa, porque, además de la comida, disfrutas del espectáculo visual de ver trabajar a los cocineros, incluso al propio Luis Arévalo, y ver pasar los platos que van elaborando con gran cuidado y dedicación.

 

Precios, eso sí, igualmente de altura, obligan a fijarse un poco en la carta, porque hay algún plato que puede ascender, de repente, a los 40 euros. En cualquier caso, una cena normal para dos personas con vino puede oscilar entre los 120 y los 160 euros tranquilamente, pidiendo cosas más o menos normales, y sin ir al toro con caviar necesariamente.

 

Cuentan con menú degustación de 70 euros, que ofrece todo un festival de sabor. Su servicio impecable y el cariño que ponen a la hora de preparar las copas –bastante mejor que en algunas coctelerías o bares de copas-, ponen la guinda de una velada perfecta.

 

No hay comentarios

Agregar comentario