LASCAR: CEVICHES Y POKÉS EN LO MÁS CASTIZO DE MADRID

Patricia Peyró @madridmuychic

¿Te gustan el ceviche y el poké?  ¿Y pasear por lo más castizo de Madrid?  Entonces estás de suerte, porque hemos encontrado una combinación de lujo en Lascar.  Nuevo en Madrid, pero no en Barcelona, nos deleita a base de una cocina fresca con una fuerte base peruana. Estas son su historia y su oferta gastronómica.

La idea no es nueva y se remonta a Barcelona, donde varios amigos de diferentes nacionalidades decidieron emprender la idea de un restaurante con gusto moderno y muy global. Como ellos mismos dicen, “Lascar es una mezcla cruda de sabores y culturas, que refleja el movimiento de personas e ideas en todo el mundo”. Y lo de crudo es literal porque se refiere a sus platos principales:  sus ceviches ya triunfaron en la ciudad condal y comienzan a hacerlo ahora también aquí en Madrid.

Menos es más en Lascar.  Me encanta su minimalismo.

Este restaurante con nombre de marinero portugués y ubicado en pleno centro de Malasaña ofrece lo mejor de la cocina peruana en su versión más fresca y fría:  los ceviches.  Por si fuera poco, incorpora el último “hit” gastro o la forma más novedosa de comer el pescado crudo a través de los pokes, un plato de origen hawaiano que actualmente está causando furor entre los adeptos a la comida fresca, ligera y sana.

Pisco sours, chilcanos, zumos caseros, micheladas...  ¿A quién no le encanta?

Ceviches de diferentes tipos, pokés, ostras y zamburiñas con algún otro plato más son el principal activo de una carta que ofrece pocas cosas, pero bastante variedad  en diferentes propuestas de elaboración. Así, cuenta hasta con seis tipos de ceviches, algunos clásicos a base de corvina, y otros con un toque más internacional , ya sea mexicano, tropical o japonés.

Los domingos Lascar ofrece un sabroso brunch, healthy a más no poder

El local está inmerso en un barrio tan castizo como que está en la calle de La Palma.  Por fuera parece un estanco antiguo, algo que no gusta a los propietarios, pero que han de respetar:  se trata de una normativa por la que los locales están obligados a preservar las fachadas originales.  Al final hacerlo así tiene mucho encanto, aunque uno se despiste un poco al buscar el restaurante.

No parece un restaurante, ¡pero es la fachada de Lascar!

Por dentro, Lascar mantiene un acusado minimalismo con tintes retro que lo convierten en un local sencillo pero actualizado, manteniendo un cierto punto del bareto de toda la vida del que disfrutaron nuestros abuelos.  En total:  una barra y unas pocas mesas; las suficientes para generar un buen ambientillo y una excelente atención por parte de Ross, el encargado.

 La barra está muy caracterizada como del bar de toda la vidaSuelo retro chulísimo, ¿no os parece?

Os dejo la crónica de lo que pedimos:  el brunch de los domingos.  Un brunch sin huevos, como veréis…  Aquí la proteína está en el pescado.

Las reinas de la casa son estas sabrosas zamburiñas

Y los ceviches:  El Lascar, con ají amarillo, boniato y leche de tigre clásica y el verde, con choclo, cancha, boniato y mucho cilantro.  ¿Con cuál te quedas?

Y el dulce final con los postres caseros, en nuestro caso brownie y tarta de zanahoria.

Lascar

C/ de la Palma, 69

28015 Madrid

¿Quieres que visitemos tu local y darte a conocer?  Contacta con [email protected]

 

No hay comentarios

Agregar comentario