EL HOTEL VILLA MAGNA Y SU RESTAURANTE: RODRIGO DE LA CALLE Y LA GASTROBOTÁNICA

Hotel Villa Magna

Paseo de la Castellana, 22.

Madrid. Tel. 915 871 234. www.villamagna.es

Villamagna fachada

Si te enamora su fachada en plena Castellana, más te enamorará su interior, con la variedad de su oferta gastronómica y su ambiente de gran distinción

Tengo que declararme fan incondicional de este hotel.  Sí, es verdad.  No sólo porque sea fetichista de hoteles -patología contagiada por una amiga mexicana del tipo que habitualmente se aloja aquí, por ser el favorito de sus compatriotas-sino porque me une a él un vínculo muy especial:  me casé en este hotel.  Y es por ello que procuro ir de vez en cuando, o, al menos una vez al año, para celebrar mi aniversario  y recordar el que, para mí, sí fue el "gran día".

Villamagna hotel collage

Una noche en este magnífico hotel te sale por unos 300 euros. Todo un lujo pero, en verdad, lo vale: además de que las habitaciones te hacen desear vivir allí de forma permanente, todas sus instalaciones son una gozada.  Repasemos:  un restaurante de estrella Michelín con Rodrigo de la Calle, el mejor chino-cantonés de Madrid con el Tse Yang, cocktelería extraordinaria en el Magnum Bar, en su Lounge, en su terraza o en ese Patio Magnum anexo que parece un pequeño vergel.  ¿Por qué será que los actores de Hollywood cuando vienen a estrenar película se quedan aquí?

 

Villamagna Magnum collage

Buenas noticias: no hay por qué quedarse a dormir. Puedes ir, simplemente, a tomarte una copa en su Magnum bar, o en el pequeño patio ajardinado y abierto todo el año. Lo preparan con mimo y cariño, y estás en el típico ambiente selecto, discreto y tranquilo en el que te empiezas a encontrar a gusto en el minuto 1. Tomar un cocktail te puede salir en torno a los 15 euros: un precio razonable para el lugar en el que estamos.  Cenar en el Tse Yang, el restaurante chino, saldrá en torno a los 120-150 euros/pareja, con vino, café y todas las ceremonias.  Es decir, miremos al Villa Magna como una opción más dentro del panorama gastro de Madrid, y no sólo como un hotel!

 

Villamagna Ovadia

Antes de que apareciera Rodrigo de la Calle pisando fuerte y tiñendo toda la cocina de verde, el Villa Magna apostó por el pop-up, que también se estila ahora en restauración, recibiendo en dos ocasiones al grande Daniel Ovadía, que nos deleitó con sus "platillos" mexicanos con sus menús "Tierra" y "Mar". Aquello fue simplemente maravilloso y todo mi afán es ir a México D.F. , visitar Paxia y volverlo a saludar personalmente.

Podeís leer mi experiencia con @Daniel_ Ovadía aquí:  http://www.madridmuychic.com/daniel-ovadia-pop-up-villamagn/

El último actor en llegar al hotel ha sido Rodrigo de la Calle, chef con estrella michelín que ha apostado fuerte dejando su restaurante de Aranjuez en manos de sus colaboradores, para centrarse en levantar un proyecto tan complicado que ni el mismo Eneko Atxa, poseedor de varias estrellas michelín y asesor de sus fogones durante varios años, fue capaz de levantar o sostener durante mucho tiempo. Esperemos que el carácter presencial de Rodrigo de la Calle aporte más y sea un valor añadido para un restaurante que, por derecho, ha de ser extraordinario.

De la Calle es, junto a los hermanos del Cerro, dueños de la también vecina de Aranjuez Casa José, el protagonista de la cocina verde o de la Gastrobotánica, que se centra en la elaboración de la verdura como centro indiscutible de los platos que, hasta venirse a la Castellana, provenían siempre de la huerta de Aranjuez, en una idea de restauración del kilómetro cero.  Podéis leer la entrada de Casa José aquí: http://www.madridmuychic.com/casa-jose-fiesta-verde-o-el-kilometro-cero-de-la-huerta-de-aranjuez/

Con sus cuatro menús (Gastronómico, Vegetariano, Revolución y verde y Gastrobotánica -que cuestan entre los 65 y los 95 euros), este particular embajador de la verdura de Aranjuez en Madrid nos trae la huerta a la ciudad, en platos exquisitamente elaborados y que son pequeñas obras de arte a los ojos, amén de bocados que trascienden a la mera experiencia culinaria.  Podéis ver los menús aquí:  http://www.villamagna.es/dining-es.html

Villamagna entrantes

Sus láminas de cebolla, con tuétano asado, quínoa y yema de huevo son una de las estrellas de su cocina. Otros entrantes de los que probamos son el chupito de ajo blanco de melón y macarrón de algas. ¡Todo sorprendente y original! ¿Quién diría que la verdura da para tanto?

Villamagna principales

Y seguimos con nuestra particular fiesta verde: unas pochas guisadas finísimas, ensalada de tomate presentado en sus distintas formas, papa canaria con trufa, una ostra que era un primor.. y varias cosas más que no recuerdo, puesto que finalmente no nos dieron el menú impreso. (GRRRRRRR)

Villamagna vino

Entre plato y plato, y antes de los postre (de los que amamos especialmente las natillas de maiz):  a beber buen vino! El Villa Magna es una buena ocasión para probar algo diferente!  Nos despedimos, querido mío, hasta el año que viene!

Sharing is sexy

 

2 Respuestas

  1. Imagen de perfil de Virginia Castillo virginia

    Como me apetece! Voy a llamar ahora para ver si puedo reservar para dentro de dos semanas. Gracias por el consejo!!

  2. Juan Jose

    Qué delicia de entrada, se me hace la boca agua sólo de leerlo, buscaba un sitio especial y creo que lo he en encontrado ¡muchas gracias!

Agregar comentario