¿CUÁL ES TU NIVEL DE ADICCIÓN FOODIE?

INSTRUCCIONES:

1.Ver el vídeo

2.Contestar a las preguntas

3.Analizar las respuestas

¿Qué redes sociales manejas?

A.  Facebook, twitter, instagram y Foursquare (Swarm)

B.  Facebook y antes Foursquare.  Twitter no lo sé manejar.

C. Facebook de vez en cuando

¿Te identificas con la escena del vídeo?

A.  Sí.

B. Un poco.

C. No.

¿Quién de los dos miembros eres?

A. La chica

B. Según el día

C. El chico

Suponiendo que eres la chica, ponte en el lugar del chico y responde qué harías.

A. Irme y mandarla a paseo

B. Asumir que ceno solo y que así es mi vida

C. No le daría mucha importancia

RESPUESTAS:

MAYORÍA DE A:  Eres un foodie de manual, posiblemente gastroblogger o crítico amateur en alguna plataforma gastro.  Tu vida está centrada en salir a cenar o a comer, y tu motivación intrínseca es "comunicar".  Padeces un ansia extrema de conocer sitios nuevos, sean buenos o malos, y te interesan especialmente los mismos sitios que a los demás, aunque te gusta ser de los primeros en llegar.  La comida se come fría siempre, y además da igual, porque antes hay que: hacer check in en Swarm, configurar tags de Instagram, fotografiar el menú por hojas, sacar los platos desde distintos ángulos y subir algunos  a instagram.  Padeces Nomofobia y adicción severa a las gastrotendencias.

MAYORÍA DE B:  Te estás planteando la posibilidad de montar un blog o escribir en 11870, por ejemplo -quizás ya lo hagas- porque al final parece que sales bastante y tienes el móvil llenito de fotos por si te decides a hacerlo.  Lo has comentado con tu pareja y no le parece mal.  A ella también le gusta lo de la gastronomía, e incluso a veces hace las fotos por ti cuando tiene mejor perspectiva.  Siempre hacías check in en Foursquare con link a Facebook aunque desde que está Swarm a veces pasas.  Crees firmemente que podrías, si te lo propusieras, hacer un blog de éxito, aunque tienes la típica pereza de arrancar.

MAYORÍA DE C:  Has caído en este test e incluso en este blog quizá por error, porque tú no eres foodie.  A no ser que...  te salga humo de la cabeza de vez en cuando escuchando el monotema gastro de tu pareja, en cuyo caso sin duda eres foodie por decreto.  De ser así deberás tomar una decisión:  luchar contra ello intentando alejar a tu pareja del "mal gastro" y de sus conductas adictivas vía amenaza o ultimátum o, como es sensato, convertirte tú mismo al fenómeno siendo su aliado en la detección de restaurantes y, por supuesto, pasarte a los menús fríos!

 (Vídeo fuente FaceUp )

¿Quieres que te visitemos y darte a conocer? Contacta con [email protected]

Sharing is sexy

 

No hay comentarios

Agregar comentario